La Comisión Nacional de Control de Dopaje de Chile (CNCD Chile)

 

La Comisión Nacional de Control de Dopaje nace formalmente en el año 2001, siendo creada por el Artículo 70 de la Ley 19.712 Del Deporte. La Comisión es  el organismo que el Ministerio de Deporte ha concebido para cumplir con el mandato legal de promover e impulsar medidas de prevención y control del uso de sustancias prohibidas y métodos no reglamentarios, destinados a aumentar artificialmente la capacidad física de los deportistas o a modificar los resultados de las competencias.

La Comisión es un ente colegiado constituido 5 representantes de entidades públicas, con el fin de coordinar, deliberar y adoptar decisiones que fortalezcan las políticas públicas en general. La Comisión estará integrada por un representante del Ministro del Deporte, designado por éste, que la presidirá; un representante del Ministro de Salud, designado por éste; un representante del Instituto, designado por su Director Nacional; un representante del Comité Olímpico de Chile, designado por el Plenario de Federaciones, y un representante de la Sociedad Chilena de Medicina Deportiva, designado por ésta. Los integrantes de la Comisión desempeñarán estas funciones ad-honorem

Durante años, la función operativa de la Comisión Nacional de Control de Dopaje fue ejercida por un funcionario del Instituto Nacional de Deportes, que cumplía a tiempo parcial las funciones Secretario Ejecutivo y por un grupo de Oficiales de Control de Dopaje actuando como entes individuales, desprovistos de una estructura formal que enmarcara adminstrativa y técnicamente su labor. Si bien es cierto, la lucha antidopaje efectuada en estas condiciones ejerció un cierto rol de control de relativa efectividad, los nuevos desafíos planteados por la expansión y la sostificación del dopaje en el mundo y en nuestro país, revelaron que ya no era posible seguir actuando de la misma forma.

Desde el advenimiento de la Agencia Mundial Antidopaje, el mundo deportivo ha sido testigo de una tecnificación y profesionalización progresiva de los medios de lucha antidopaje. El grado de peligro al que están sometida la equidad y la limpieza en los contextos competitivos de alto nivel y los riesgos cada vez mayores para la salud de los deportistas, han incidido de manera decisiva para que exista hoy día una conciencia y la intención oficial de los gobiernos por implicarse de plano en la lucha antidopaje.

Así, por voluntad expresa de la Ministra del Deporte, Sra. Natalia Riffo, sustentada en las obligaciones adquiridas por el Estado de Chile al ratificar la Convención Internacional Contra el Dopaje en el Deporte de la UNESCO, se inicia a mediados del año 2014 un proceso de reestructuración orgánica de la Comisión Nacional, que comienza por nombrar 5 nuevos miembros, o confirmar algunos, del órgano colegiado superior de la misma. Con propósito de plasmar concretamente las decisiones y  estrategias concebidas por este Consejo Superior, se decide crear la Secretaría Ejecutiva, concebida, entonces, como el órgano operativo de la Conisión Nacional de Control de Dopaje. Luego de un proceso de selección, se nomina un Secretario Ejecutivo, a quien corresponderá dar forma y función a las unidades que constituirán este aparato ejecutivo, desde enero 2015.

Impulsada por la urgencia de mantener el deporte nacional libre de trampas y de preservar la salud de los(as) deportistas, la labor realizada por el equipo de las 4 unidades operativas recién creadas -Unidad de Control de Dopaje, Unidad de Prevención, Unidad de Ciencias y Unidad de Gestión de Resultados-, ha sido efectuada sin respiro. Las metas 2015 fueron superadas en todos los ámbitos y el trabajo realizado ha implicado el reconocimiento de la Comisión Nacional de Control de Dopaje de Chile, como una de las mejores de Latinoamérica. En el plano administrativo interno, se ejecutó más del 90% del presupuesto asignado para este año y se cumpieron las metas orgánicas planteadas a comienzos de año.  Asimismo, el Gobierno de Chile y las autoridades que rigen el deporte nacional, son percibidas por las instancias oficiales antidopaje internacionales, como miembros de un Estado que decidió enfrentar al dopaje desde una perspectiva seria y decidida.

A pesar de los significativos avances realizados durante 2015, estimamos que resta aún mucho por hacer y que la Comisión Nacional mantiene "deudas" con el deporte nacional en ámbitos tan importantes como la educación y la información antidopaje, a la atención tanto de los(as) deportistas, como de todos los miembros de la comunidad deportiva nacional. En materia de controles de dopaje, también hay aspectos a mejorar, tanto en el plano técnico, como en el plano de efectividad de los controles. Cuantitativamente, el 2015 marcó el récord de controles de dopaje efectuados por la Comisión Nacional durante un año en nuestro país (610 controles realizados, por 600 planificados).

Desgraciadamente, la cantidad de deportistas nacionales con resultados de control de dopaje positivo es todavía muy alta. Un total de 15 deportistas chilenos, 2 en el extranjero y los 13 restantes en nuestro país,  registraron infracciones a las normas antidopaje. El promedio mundial 2014 de Resultados Analíticos Adversos oscila entre 0,8% y 1%, en tanto que los resultados 2015 para deportistas chilenos llega al 2,1% y si agregamos los dos casos controlados en el extranjeros, el promedio se eleva a 2,5%, es decir, dos veces y media más que el promedio mundial. Análisis más detallados se entregarán en la Memoria 2015 que la Comisión Nacional de Control de Dopaje publicará en enero 2015.